Fechas Patrias Cubanas


Día de la Liberación

El 1º de enero de 1959 triunfa la Revolución Cubana. El Ejército Rebelde compuesto por campesinos, estudiantes y obreros, con Fidel Castro al frente-- toma el poder del Estado derrocando al gobierno del dictador Fulgencio Batista, quien respondía a los intereses de los Estados Unidos.

Se crea entonces el Gobierno revolucionario, dada la necesidad imperiosa de mejorar las condiciones económicas, políticas, sociales y culturales del pueblo cubano y de realizar profundas transformaciones en la sociedad.

Cuba independiente fue gobernada, en numerosas ocasiones, por figuras autoritarias políticas y militares que a veces llegaban al poder o se mantenían en él por la fuerza. En 1925 llega al poder Gerardo Machado que iniciará una política represora contra los políticos opositores y los movimientos sindicales.

Fulgencio Batista, un sargento del ejército, organizó una revuelta de suboficiales en septiembre de 1933 y ejerció un importante poder tras bastidores hasta que fue elegido presidente en 1940.

En 1944 no fue reelegido, y en 1948 no se postuló como candidato. Ambas elecciones las ganaron figuras políticas civiles que contaban con el apoyo de las organizaciones partidistas. En 1952, cuando se presentó de nuevo a las elecciones presidenciales, Batista tomó el poder en un golpe de estado no violento, tres meses antes de las elecciones. Además, suspendió la elección y comenzó a regir por decreto.

Muchas figuras y movimientos, quienes querían una vuelta al gobierno bajo la Constitución de 1940, disputaron la autoridad no democrática de Batista. El 26 de julio de 1953, Fidel Castro, quien había sido activista político antes del golpe de Batista, lideró un ataque fallido contra el cuartel Moncada del ejército en Santiago de Cuba.

Castro fue encarcelado y subsiguientemente se exilió a México. Desde allí, organizó el Movimiento 26 de julio con el objetivo de derrocar a Batista. El grupo partió rumbo a Cuba en el yate Granma, arribando a la parte este de la isla en diciembre de 1956.

La autoridad dictatorial de Batista incentivó la creciente insatisfacción popular y el alzamiento de muchos grupos activos de resistencia urbanos y rurales, lo cual se presentaba como terreno político fértil para Castro y su Movimiento 26 de julio.

Enfrentado a fuerzas militares en sí corruptas e inefectivas, desalentadas por el embargo estadounidense impuesto a la venta de armas a Cuba, junto con la indignación y el rechazo público ante la brutalidad demostrada con sus adversarios, Batista escapó la isla el 1 de enero de 1959.

Aunque Castro había prometido la vuelta a la autoridad constitucional y elecciones democráticas, además de las reformas sociales, utilizó su control sobre las fuerzas militares para consolidar su poder. A medida que la revolución se hizo más radical, cientos de miles de cubanos abandonaron la isla.

 



¡Visita también estos sitios interesantes!

Sitio alojado en Yaia.com