Fechas Patrias Argentinas


Día de la Bandera

Es el aniversario del fallecimiento del general Manuel Belgrano, intelectual, abogado, político y militar argentino (Buenos Aires, 3 de junio de 1770- 20 de junio de 1820). Luchador de la guerra de la Independencia y creador de la bandera nacional.

Biografía de Manuel Belgrano

Manuel José Joaquín del Sagrado Corazón de Jesús Belgrano era criollo de origen italiano por parte de su padre. El padre, oriundo de Oneglia, en Liguria tenía como apellido primero el de Peri -que castellanizó luego como Pérez-, aunque adoptó luego el apellido Belgrano,según la tradición porque producía excelente trigo. Su madre era una dama nacida en la ciudad de Santiago del Estero.

Entre 1786 y 1793 estudió Derecho en la Universidad de Salamanca, donde se graduó con medalla de oro, dedicando especial atención a la economía política. Fue uno de los próceres más católicos y gracias a su excelente desempeño en las letras consiguió un permiso especial del Vaticano para leer y retener algunos textos prohibidos por la Iglesia en ese tiempo. Allí, por su cuenta, leyó a Rousseau, Diderot, Voltaire, Montesquieu; siguió los acontecimientos de la Revolución Francesa de 1789, que le influyeron hasta el punto de hacerle adoptar, como a José de San Martín, el ideario liberal de finales del siglo XVIII. Regresó al Río de la Plata al ser nombrado Secretario del Consulado de Buenos Aires (1794-1810). Se opuso abiertamente a las invasiones inglesas, ya que declaró no querer cambiar un amo por otro... sino la libertad de Su Patria. Ganado para las ideas independentistas, Belgrano empezó su actividad en pro de la independencia y contra la dominación española. Su actividad se acendró desde que en 1809 llegaron noticias de que la antigua metrópoli había sido ocupada por el ejército francés. Fue uno de los principalísimos dirigentes de la insurrección que estalló en 1810, y que se transformó en la Revolución de Mayo, formando parte de la Junta que se constituyó en Buenos Aires, llamada la Primera Junta, embrión de un gobierno argentino.

Fundó la Escuela de Náutica y la Escuela de Matemáticas. Aunque no era militar profesional, fue nombrado general al mando del ejército libertador del Paraguay. Al mando de este escasísimo y bisoño ejército,en el cual hicieron sus primeras armas los asuncenos Bogado y Machaín,logró liberar la Mesopotamia argentina,fundando las actuales ciudades de Curuzú Cuatiá y Mandisovy (=Federación)como antemurales contra las invasiones brasileñas, pero resultó derrotado por los realistas en Paraguary y Tacuarí. Estas derrotas, en 1811, significaron un revés para el intento de mantener a Paraguay unido a Argentina, aunque logró influir efectiva y eficazmente en la emancipación de dicho territorio, a tal punto que en 1812 firmó con el nuevo estado un tratado de Confederación, que no pudo concretarse entonces. Es en esa época que redacta los "Reglamentos para las provincias de Misiones", cuerpo legislativo que es precedente para la Constitución Nacional argentina.

Puesto a cargo del Ejército del Norte, lideró el éxodo jujeño (en realidad, éxodo jujeño y tarijeño). Venció en las decisivas batallas de Tucumán (1812) y Salta (1813), que salvaguardaron la independencia argentina al contener la contraofensiva realista lanzada desde el norte; pero volvió a ser derrotado cuando intentó proseguir su avance en el Alto Perú (1813). Pese a ello, al comisionar a Ignacio Warnes para la misión de liberar a Santa Cruz de la Sierra, logró extender el área de territorio liberado. Las derrotas de Vilcapugio y Ayohuma, en territorio de la actual Bolivia, son consideradas por algunos "como un fracaso determinante de la posterior separación entre Argentina y Bolivia". Tal secesión parece deberse sin embargo a causas más profundas, como por ejemplo las fuertes diferencias culturales, de carácter antropológico, etc. También comandó campañas para liberar a la Banda Oriental, de modo que cooperó directamente con José Gervasio Artigas en este cometido.

Renunciando al mando militar, pues se encontraba muy grávemente enfermo por afecciones contraídas durante sus extensas campañas militares (paludismo, tripanosomiasis), y tras haber pasado el mando de las tropas a José de San Martín a partir del encuentro de La Posta de Yatasto en Salta, siguió prestando servicios a la causa argentina en el plano diplomático. En 1814-15 viajó -con mucho riesgo para su vida, no solo por estar enfermo sino por ser considerado un "súbdito rebelde"- a Europa para negociar el reconocimiento de la independencia ante las potencias del Viejo Mundo, aunque sin obtener resultado.

Es en ese viaje que observó la feroz hostilidad de casi todos los gobiernos europeos de entonces a los estados republicanos o democráticos. Se trataba de la época de la "Santa Alianza" en Europa. Esto explica que a su regreso de la misión en Europa haya propuesto, como San Martín y por idénticos motivos, un gobierno de transición que fuera del tipo monárquico constitucional. Su propuesta implicaba una monarquía casi nominal que ofrecía el trono a los descendientes de los Incas, y un gobierno efectivo de tipo parlamentario, con el objeto de lograr el pronto reconocimiento pronto a nivel internacional de la independencia argentina.

Su propuesta de ofrecer el trono a los descendientes de los incas fue ridiculizada ya por sus coetáneos. Sin embargo, habría obedecido a un muy inteligente cálculo por parte de Belgrano: la oferta de la corona a los Incas buscaba atraer la adhesión de las poblaciones del actuales zonas andinas de Bolivia, Perú y Ecuador al movimiento emancipatorio que se gestaba desde Argentina.

Es, con San Martín y Bernardo de Monteagudo, uno de los principales promotores de la declaración definitiva de la independencia argentina en San Miguel de Tucumán, el 9 de julio de 1816.

Los últimos años de su vida los pasó combatiendo al frente del Ejército del Norte, antes de morir de hidropesía y en la pobreza. Cabe notar que la familia Belgrano era una de las más acaudaladas del Río de La Plata antes de que Manuel Belgrano se comprometiera con la causa de la independencia. Por sus victorias de Tucumán y Salta se le otorgó como premio una importantísima suma en monedas de oro; Belgrano, respondiendo que prefería ser un buen hijo de La Patria más que un padre de la misma expresó que el dinero de tal premio fuera dedicado para la construcción de escuelas públicas estatales y gratuitas en las ciudades de Tarija (en la actual Bolivia), Jujuy, Salta, San Miguel de Tucumán y Santiago del Estero.

Es el creador de la escarapela argentina, y de la Bandera Argentina la cual enarboló por primera vez en Rosario a las orillas del río Paraná, ante las baterías de artillería que denominó "Libertad" e "Independencia". En cuanto a su elección de los colores de la bandera nacional argentina, tradicionalmente se ha dicho que se inspiró en los colores del cielo; esta versión es sin dudas válida aunque no excluyente de otras. Todas pueden haber coincidido en su imaginación. Es muy probable que haya elegido los colores de la dinastía borbónica (el azul-celeste y el 'plata' o blanco) como una solución de compromiso: en sus momentos iniciales las Provincias Unidas del Rio de la Plata, para evitar el estatus de 'rebelde' declararon que rechazaban la ocupación española aunque mantenían aún fidelidad a los Borbones. Por otra parte ,Belgrano parece haber sido devoto de la Virgen de Luján, y otras advocaciones de la Virgen (de Chaguaya, de Itatí, del Valle, de Cotoca, y de Caacupé), cuyas vestes tradicionalmente son o han sido albiazulcelestes.

 


¡Visita también estos sitios interesantes!

Sitio alojado en Yaia.com